15 de noviembre: Día mundial sin Alcohol

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
 Marjorie Alzamora Rojas Directora Senda O’Higgins
Marjorie Alzamora Rojas Directora Senda O’Higgins

El alcohol es la droga legal más consumida en Chile y con el tiempo se ha ido normalizando paulatinamente el consumo excesivo de ésta sustancia especialmente en edades tempranas.
Según la última Encuesta Nacional de Población Escolar de SENDA (2013) la edad de inicio de consumo de alcohol se sitúa en promedio a los 13 años y el 63% de los estudiantes de octavo básico a cuarto medio declaran haber tenido a lo menos un episodio de “binge drinking” o embriaguez, en el último mes.


El consumo de alcohol provoca grandes pérdidas y severos daños sociales, siendo el responsable anualmente de 3.3 millones de muertes a nivel mundial (OMS, 2014). El consumo de alcohol per cápita en Chile ha alcanzado la preocupante cifra de 9,6 litros de alcohol puro en adultos al año (OMS, 2014), lo que sin duda es una señal de alerta que pone en riesgo la salud pública de todos los chilenos.

Sabemos que es importante conversar sobre estos temas con nuestra familia y amigos, ya que se acerca el fin de año donde muchas fiestas se avecinan y en temporada de vacaciones muchos de nuestros hijos en edad adolescente se quedan solos, sin la supervisión y acompañamiento de un adulto significativo. Es por ello que, rememorando este Día Mundial sin Alcohol, es necesario sopesar la infinita devastación que el consumo excesivo de esta droga legal causa en las personas, especialmente en nuestros jóvenes, quienes necesitan de estímulos saludables para que en su futuro tengan una vida libre de adicciones.

Es muy relevante que los padres estén presentes en la vida de los hijos, con actos simples pero significativos al momento de afianzar lazos y estrechar confianzas. Es importante estar atentos a los cambios y actividades de sus hijos, que ellos aprendan a cuidarse y cuidar su entorno. Sabemos que no es sencillo hablar de drogas y alcohol con los adolescentes, pero es transcendental que tomen una decisión informada, si deciden  consumir.
Muchas personas adultas que hoy están en tratamiento han mirado hacia atrás y han visto cómo sus vidas se han desperdiciado por los excesos y, aunque la rehabilitación es alcanzable, es mejor evitar y prevenir esta enfermedad de salud mental que tantas vidas ha cobrado en el mundo. Por lo tanto, es necesario tomar conciencia sobre esta problemática de salud pública y adquirir el compromiso de educar desde la familia, para un uso razonable del alcohol en nuestro país.

Escribir un comentario