Empresas frutícolas de O´Higgins son más competitivas y sustentables

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

CERTIFICACION-APL-FRUTICOLA-DE-OHIGGINS
Gracias a un Acuerdo de Producción Limpia

El Consejo Nacional de Producción Limpia certificó a 12 empresas que culminaron con éxito un trabajo conjunto para alcanzar altos estándares de calidad y sustentabilidad para la exportación.


Con importantes avances en manejo de agroquímicos, eficiencia energética e hídrica y reutilización de residuos orgánicos, 12 empresas frutícolas de la Región de  O´Higgins obtuvieron la certificación del Consejo Nacional de Producción Limpia, tras culminar el Acuerdo liderado por la Asociación de Productores y Exportadores Frutícolas, Asproex.
 
El Acuerdo de Producción Limpia benefició a predios y packing de una diversidad de empresas, desde microempresarios beneficiarios de Indap hasta grandes exportadores, las que cumplieron con éxito las metas y acciones del primer Acuerdo suscrito en la región, con el apoyo de Indap, SAG, Corfo y las Seremi de Agricultura, Medio Ambiente y Salud.
 
El seremi de Agricultura, José Guajardo, destacó la importancia de ir incorporando la sustentabilidad en los procesos agrícolas, para dar respuesta a las necesidades de la agricultura en el país.
 
“Estamos muy satisfechos de ver cómo empresas del rubro frutícola han podido certificar sus capacidades, han logrado cumplir todas estas etapas para demostrar que efectivamente pueden ser sustentables, tanto en el recurso hídrico como en el uso de agroquímicos y de la energía, y también en la ayuda a la mano de obra, a las personas, a los temporeros. Sabemos que nuestro país necesita mayor eficiencia, mayor producción y crecimiento, pero esto debe ir asociado al desarrollo a escala humana, que todas las personas se vean beneficiadas”, dijo la autoridad.
 
En tanto, Ximena Ruz, subdirectora de APL del Consejo Nacional de Producción Limpia,  valoró el compromiso de las empresas con la sustentabilidad en la principal región exportadora de fruta fresca y procesada, indicando que “constituye un aporte para el sector agroalimentario de la región y el país, al responder a la creciente demanda de los mercados por productos provenientes de procesos y prácticas ambientalmente amigables”.
 
Para el presidente de Asproex, Francisco Duboy,  la Producción Limpia, la inocuidad y los alimentos orgánicos son temas de vital importancia que vienen en el futuro, “pero no fue fácil acostumbrar a las empresas a pensar y producir de esa manera”.
 
“La tarea que nos sigue convocando  ha sido que la gente entienda que el manejo de los productos que exportamos debe hacerse con la mirada de la Producción Limpia. En la medida que tengamos gente certificada, en el fondo son 12 empresas que van a estar comunicando lo que significa esto, espero que se mida muy rápidamente en beneficios económicos para la agricultura”, sostuvo Duboy.
 
 
Impactos del APL
 
El Acuerdo benefició a instalaciones de campo y de packing, productoras en su mayoría de frutas frescas pero también de deshidratadas, entregando información sobre las herramientas para generar procesos productivos sustentables y dar cumplimiento a la legislación vigente, de acuerdo a las exigencias actuales de los mercados internacionales.
 
Entre los logros alcanzados, en términos de impacto ambiental destaca la disminución en un 10% de las aplicaciones de productos fitosanitarios.
 
Además, se identifica la mejora en la gestión de residuos peligrosos generados en las explotaciones -aceite y envases de fitosanitarios-,  lo que se tradujo en una reducción de las emisiones de CO2 con la reutilización del aceite generado por empresas certificadas,  alcanzando un reducción indirecta de emisión de 361 kg de CO2 por temporada.
 
Por otro lado, se aumentó en un 30% las toneladas de residuos orgánicos reutilizados, mayoritariamente restos de podas generados en los huertos, generando un impacto económico con la utilización de 602 toneladas por temporada de abono orgánico que mejora la fertilidad y estructura del suelo, elevando los rendimientos productivos esperados en las futuras cosechas.

Escribir un comentario