Seremi de Agricultura supervisa en terreno situación de cerezas tras últimas lluvias

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

ceresas
José Guajardo Reyes recorrió predios dedicados a la producción de cerezas, una de las principales fuentes de ingreso regional de nuestra fruticultura, estimando los daños como “acotados y mínimos”.


La fuerte lluvia e incluso granizo que azotó al valle de Cachapoal la madrugada de este martes causó susto y preocupación en muchos productores frutícolas, especialmente cerezas, que muchas veces sufren con estos eventos climáticos. Aun cuando hay varios que han invertido en la prevención, la gran mayoría debe trabajar en función de la veleidad climatológica.

Por lo mismo, el Seremi de Agricultura de la Región de O´Higgins, José Guajardo Reyes, visitó los sectores rurales de Codegua y Mostazal para conversar con dueños de producciones cereceras grandes y pequeñas y constatar en terreno el estado de las producciones tras la ya mencionada precipitación.

En la ocasión, Guajardo indicó que “en general, no se ven daños a gran escala. Hay algunos problemas acotados y mínimos en la producción de cerezas tempranas, sin embargo, la gran parte no se ha visto afectada, por lo que seguimos esperando un gran año para la producción y exportación de cerezas, como ha sido la tónica los últimos años”.
Los sectores recorridos correspondieron a los de Agrícola Garcés, al pequeño productor INDAP Eugenio Astorga y al mediano agricultor John Botto, todos quienes no registraron mayores inconvenientes con el frente de mal tiempo que dio la bienvenida a noviembre. Sin embargo, sí tuvieron algunas pérdidas con las fuertes lluvias de mediados de octubre, las que de cualquier forma estaban dentro de sus pronósticos al darse en variedades tempranas de las cerezas.

Guajardo señaló que “nuestra producción de cerezas es la más alta a nivel nacional, y tanto pequeños como grandes tienen como foco la exportación a mercados como China, y es por ello que nos ocupamos en terreno de verificar que marche bien el estado de la fruta, y de no ser así, ser articulador de posibles soluciones para los afectados, algo que por fortuna hoy no sería necesario”.
De cualquier forma, se seguirá monitoreando de manera exhaustiva los próximos días distintas producciones, especialmente de los pequeños agricultores, ya que se han reportado pérdidas relacionadas con otros eventos climáticos, como las heladas de septiembre, pero que no están vinculadas con la reciente lluvia y granizo.

Escribir un comentario